Obligaciones de los dueños de un Golden

Si alguien se esta pensando la posibilidad de ampliar su familia con un perro, hay un número de cosas que usted debe tener en cuenta cuando va a adquirir un perro y, especialmente, un golden retriever.

Algunas preguntas que debe hacerse antes de realizar la compra de un golden es: ¿qué tipo de preparación se necesita para convivir con esta raza y cuánto ejercicio requiere hacer al día un golden?

Traer un perro en su casa es una gran responsabilidad y tiene que ser informado de las cosas que son necesarias para tener un perro antes de hacer su compra. Usted debe estar listo para asumir esta responsabilidad con el fin de mantener a su nueva mascota sana y feliz.

La primera responsabilidad que tendrá una vez el perro ya este en su hogar es respecto a las normas de vacunación para su mascota.

Usted tendrá mayores posibilidades de preocuparse por el comportamiento del perro antes de comprarlo. Tendrá que pedirle a un criador si su perro ha tenido alguna formación previa que le ayude a seguir las órdenes cuando se las des y su comportamiento en torno a otros perros o mascotas.

Por último, pero no menos importante, pedirle a un criador sobre temas de salud que son comunes en esta raza. También puede ser necesario conocer el tipo de comida y las condiciones de vida ideal para su cachorro de golden retriever.

Moquillo

El moquillo es una enfermedad infecciosa bastante contagiosa del perro causada por el virus de carré. Puede afectar a animales de todas las edades, pero siempre son los cachorros golden los más vulnerables. Este virus se transmite por medio del contacto de las mucosidades y las secreciones acuosas de los ojos y hocico de los perros infectados y  invade las amígdalas, ganglios, bazo y estómago del perro. En una enfermedad a veces con un desenlace letal, ya que puede dejar secuelas irreversibles a todo el sistema nervioso del perro.

Los primeros síntomas son la fiebre, delgadez, falta de apetito, dermatitis vesicular, secreciones nasales, conjuntivitis, queratitis, tos, vómitos, diarea, convulsiones, mioclonia y paresia.

La mejor prevención siempre es la vacunación del perro, vuestro veterinario os aconsejara mejor.